Temporal de Invierno

Temporal de Invierno


En regiones cercanas a la cordillera y precordillera, como la provincia de Mendoza, es probable la ocurrencia de este fenómeno.
El Temporal de Invierno se caracteriza por la presencia de altas temperaturas, fuertes nevadas y viento, durante un  período de tiempo.



Recomendaciones

  • Evitar el sobreesfuerzo y la exposición: el esfuerzo para intentar empujar el auto, palear grandes acumulaciones de nieve y realizar otras difíciles tareas durante los vientos fuertes o nieve enceguecedora y el intenso frío de un blizzard pueden causar un ataque cardiaco aún a personas en condiciones físicas aparentemente buenas.
  • Permanecer en el vehículo: no intente caminar para alejarse del blizzard. Pronto estará desorientado en la ventisca, sea ésta alta o baja. Perderse en campo abierto durante un blizzard significa un grave riesgo. Es más probable que sea encontrado y estará mas guarecido si permanece en su auto.
  • Mantener la calma: no permita que el pánico lo domine.
  • Mantener aire puro en el auto: la nieve mojada que se congela y la nieve transportada por el viento pueden obturar por completo el comportamiento de los pasajeros.
  • Cuidarse del monóxido de carbono y de la inanición por falta de oxigeno: mantenga el motor y el calefactor en funcionamiento en cortos intervalos y dejando abierta la ventanilla que está, a sotavento.
  • Hacer ejercicios físicos: batiendo las manos y moviendo vigorosamente, de cuando en cuando, los brazos y las piernas y no permanezca en una misma posición.
  • Mantener la vigilancia: no permita que todos los ocupantes del auto duerman al mismo tiempo.


¿Qué es un BLIZZARD?

El Blizzard es un temporal de invierno caracterizado por fuertes vientos que arrastran la nieve precipitante o la nieve suelta, provocando acumulaciones significativas, y reduciendo la visibilidad a sólo unos pocos metros.


¿Que hacer con el ganado en un temporal de invierno?

  • Trasladar al ganado a áreas guarecidas, especialmente el más joven.
  • Las zonas de resguardo, orientadas y dispuestas en formas adecuadas, proveen una mejor protección para el ganado suelto (especialmente el vacuno) que los abrigos del tipo barraca, los que pueden provocar un sobreapiñamiento del ganado, con los consecuentes desórdenes respiratorios y de sobrecalentamiento.
  • Transportar alimento adicional a las áreas de alimentación, antes de que llegue el temporal.
  • La duración del temporal es la causa determinante de las mayores perdidas del ganado; si dura más de 48 horas se requerirán métodos de emergencia para la alimentación. El ganado suelto es fuerte y puede sobrevivir a los rigores del tiempo invernal con tal de que tenga algún abrigo contra el viento, que no sea del tipo de confinamiento y que pueda alimentarse a intervalos frecuentes.
  • Las autopsias efectuadas al ganado muerto por temporales de invierno han demostrado que la causa de muertes es la deshidratación y no el frío o la sofocación. Dado que el ganado no puede lamer suficiente cantidad de nieve para satisfacer la sed, se aconseja a los ganaderos que utilicen calefactores en los tanques de agua para proveer de ese elemento y de alimento al ganado, luego de una prolongada exposición a las condiciones propias de un temporal de invierno.

Reglas de seguridad

  • Adelantarse a los temporales de invierno: escuchando los últimos avisos y boletines meteorológicos que el Servicio Meteorológico Nacional emite por radio y por televisión.
  • Verificar el equipamiento alimentado por batería: antes de que llegue el temporal, una radio portátil o un receptor de televisión puede ser el único contacto con el mundo exterior durante el temporal de invierno. Verificar las instalaciones de emergencia para cocinar y las linternas.
  • Verificar el abastecimiento de combustible para la calefacción. Los camiones transportadores de combustible no podrán llegar a Ud. si un temporal de invierno aísla su área por la nieve.
  • Verificar los víveres, acopie una cantidad adicional. El abastecimiento debería incluir alimentos que no requieran cocción o refrigeración, en los casos de fallas en el suministro de energía.
  • Prevenirse contra los peligros de incendios, debidos al sobrecalentamiento producido por el carbón o petróleo en estufas, hogares, aparatos de calefacción.
  • Permanecer a resguardo durante los temporales e irrupciones al aire frío, a menos que se encuentre en óptimas condiciones físicas. Si debe salir, evite todo tipo de esfuerzos.
  • No esforzarse paleando nieve. Es un trabajo excesivamente duro para cualquiera que no se encuentra en excelentes condiciones físicas y pueda producir un ataque cardiaco, una de las mayores causas de defunciones durante y después de los temporales de invierno.
  • Si es residente rural, realice los viajes necesarios para abastecer antes de que se desarrolle el temporal, pero no durante el mismo, efectúen los arreglos de emergencia para el abastecimiento de calor en los casos de fallas en el suministro de energía. Asegúrese que las estufas y los faroles estén llenos de combustible.
  • Vestirse de acuerdo con la estación: si permanece mucho tiempo afuera, lleve ropa suelta, liviana y caliente en varias prendas, de tal manera que estas puedan secarse, evitando la transpiración y el subsiguiente enfriamiento. Las prendas de vestir para el exterior deben ser de tejido apretado, impermeables al agua y con capucha. 

Recomendaciones para automovilistas

Antes de conducir:

  • Revise el vehículo, principalmente la dirección, luces, sistema de encendido, batería, neumáticos, sistema de frenos, limpiaparabrisas, sistema de calefacción y sistema de combustible.
  • Lleve cadenas de seguridad para colocar en las ruedas.
  • Asegúrese que las balizas, cuarta de arrastre, cuñas, etc. se encuentren en perfectas condiciones de uso.
  • Use líquido anticongelante en el radiador, asegurándose que el nivel del mismo sea el correcto.
  • No transporte carga excesiva o mal estibada, el hacerlo puede ocasionar la perdida del control de su vehículo.
  • Revise el sistema de lubricación de su automotor usando aceites especiales para condiciones de bajas temperaturas.
  • No ingiera bebidas alcohólicas, ni siquiera en pequeñas cantidades. Recuerde que la conducción y el alcohol son antagónicos.

Durante la conducción:

  • Circule a velocidad moderada. Tenga en cuenta el estado en que se encuentra el camino en ese momento.
  • Acate específicamente las disposiciones de las señales viales.
  • Conserve la distancia de frenado con respecto al vehículo que lo precede. Tenga en cuenta que al conducir en la nieve es preferible que ésta distancia sea mayor que en condiciones normales.
  • Mantenga siempre limpios todos los cristales de su vehículo.
  • Deje siempre, por lo menos, una ventanilla sin cerrar totalmente para evitar los posibles efectos del monóxido de carbono.
  • No acelere ni frene con violencia. Recuerde que para el frenado sobre nieve o hielo necesita mayor espacio que el habitual.

En caso de quedar atrapado dentro del vehículo por un temporal o bloqueo:

  • Permanecer dentro del vehículo, encendiendo el motor a intervalos regulares, para mantener la temperatura interior.
  • Mantener el automóvil cerrado, pero con ventilación suficiente para no impedir la renovación del aire.
  • Procurar mantener el techo limpio de nieve para que sea visible desde algún medio aéreo.
Información suministrada por el Servicio Meteorológico Nacional